La fascinación de Ian por la enseñanza se ve impulsada por la variedad de experiencias y aproximaciones que las personas entregan al encuentro; Ian considera la pedagogía como una red en evolución en la que el alumno y el maestro se entrelazan continuamente.

Sus diferentes experiencias en la Práctica del Movimiento  y la Performance son lo que aporta al encuentro pedagógico.

En su enseñanza, Ian intenta guiar a otros hacia una curiosidad demandante. Incentiva una posición de fascinación y fortaleza  para caminar por las lineas de la investigación creativa y el desarrollo personal.

Con su enfoque característicamente juguetón, se esfuerza por fomentar un entorno en el que las personas se sientan lo suficientemente seguras como para atreverse, lo suficientemente descuidadas para fallar y lo suficientemente concienciadas para aprender por sí mismas.